Optometría Adultos

En niños que ya hablan y colaboran y en adultos, el examen es mucho más extenso y preciso. Se analizan, mediante distintas pruebas, la eficacia visual y el procesamiento de la información, evaluando no sólo la agudeza visual sino la habilidad para usar la visión de forma eficiente.

Un adulto puede examinar su visión con una revisión básica en la que solo se mira la refracción y la agudeza visual, determinando que graduación debe llevar. O se puede hacer un examen más completo, de forma que se averigua como está su sistema binocular y de qué manera se puede mejorar o tratar. Hay personas que con sus gafas no están cómodos o siguen teniendo problemas y sintomatología a pesar de haber comprobado que su graduación seguía igual, en estos casos, se hace necesario un buen examen para determinar qué puede estar afectando.

lentes de contacto presbicia

En algunos casos en adultos también existen alteraciones binoculares no patológicas que pueden ser tratadas mediante terapia visual. En adultos sigue existiendo plasticidad neuronal que permite rehabilitar la visión.
Para población de más edad se incluyen pruebas como la tensión ocular para prevenir el glaucoma, biomicroscopía para determinar la transparencia de medios o oftalmoscopia (fondo de ojo) para prevenir posibles patologías. De encontrarse alguna patología se deriva al oftalmologo que es el profesional capacitado para diagnosticarlas.

Las revisiones en adultos se suelen realizar cada año o cada dos años.

 

AVERA es un centro sensibilizado con las personas con baja visión

La función del optometrista es prevenir patologías que puedan llegar a alterar la calidad de visión de las personas.
Hay ciertas condiciones visuales o enfermedades cuya evolución pueden deteriorar la visión. Algunas de ellas si se hace una buena prevención se pueden controlar, sin embargo, otras patologías pueden ocasionar baja visión. Para esto contamos con ayudas visuales especiales como lupas, filtros, microscopios, prismas, telescopios, etc cuya finalidad es aprovechar el resto visual de forma que el paciente mejore su calidad de vida.

Si tienes más de 40 años, antecedentes familiares, te preocupa algo que notas en tu vista o has dejado de hacer ciertas tareas que te gustan por tu visión y quieres saber si se puede mejorar puedes pedir una cita aquí.